Los tres pilares para liderar en tiempos de incertidumbre y cuarentena

Trabajar con tu equipo bajo la sensación de incertidumbre y la presión propia de la situación actual, es una tarea compleja en la que los parámetros que debemos usar requieren de un enfoque especial y posiblemente distinto al que veníamos usando. Es momento de apelar a valores más hondos pues las jerarquizaciones habituales ya no funcionan.


Es el momento para adaptarnos al cambio, asumir el reto, fortalecer las relaciones y transformar tanto nuestras acciones como nuestro interior. Recordemos que el coronavirus no es el fin del mundo, pero es quizá un punto de inflexión para el mundo laboral tal y como estábamos acostumbrados. Nuestra tarea en la organización —y en casa — es encontrar oportunidades para crear nuevas miradas en las personas a nuestro al rededor, nuevas valoraciones, nuevas formas de servir y nuevas formas de trabajar, de liderar y de reconocer.


A continuación les comparto tres pilares en los que pienso debemos enfocarnos para liderar en estos tiempos.


Actuar con Empatía


La paciencia y el respeto ante el miedo, la ansiedad y las situaciones personales es crucial. Es vital que tus compañeros sepan que los entiendes, que estás ahí para resolver los enredos y para estar juntos desde la distancia. Que quede claro que esto es temporal y que nadie le suelta la mano a nadie.


Hay que comprender que en una crisis como esta, la primera reacción humana es la de la supervivencia. Al percibir amenazas o convivir con la incertidumbre, las personas nos llenamos de ansiedad y desesperación. Todos, y en especial los líderes, debemos tener en cuenta que ahora estamos trabajando con personas que están viviendo momentos complejos no sólo por el macro de la situación si no por las particularidades de cada uno en su lugar de cuarentena.


La invitación aquí es a ser mucho más empáticos para generar una diferencia positiva en la vida de las personas con quienes compartimos.


Priorizar la Comunicación


En tiempos de crisis, se precisa de una coordinación y un lenguaje que ayuden a cohesionar a la gente. Se dice que la palabra bien pronunciada une; y por ello debemos ser cuidadosos en la forma en que nos expresamos, manteniendo siempre información que se ajuste a la realidad y evitando especular sobre cosas de las que no tenemos certeza.


Para Joaquín Navajas, profesor y director del Laboratorio de Neurociencias de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) e investigador del Conicet, un desafío importante que tienen los líderes es que muchas de las características que los convirtieron en tales suelen ser peligrosas en contextos de crisis. "Los buenos líderes tienen auto-confianza, lo cual los hace propensos a tener un sesgo de exceso de optimismo y resulta que dicho sesgo proviene de una incapacidad que tienen algunas personas de reaccionar adecuadamente a contextos negativos. El cerebro de los excesivamente optimistas no procesa la información negativa como debería".


La invitación entonces es a ser realistas y a mantenernos informados de fuentes confiables sobre la situación y sus implicaciones. La comunicación debe ser pedagógica y tener una claridad inusitada: cero ambigüedad, negativismo e ironía.


Liderar para Generar Confianza


Una virtud indispensable en medio de la oscuridad es que cada palabra dicha aporte luz y lleve confianza. La especialista en liderazgo Amy Edmonson, en un artículo en Harvard Business Review, considera que, durante una crisis, la transparencia del líder es un valor primordial: “Ser claro en lo que se sabe, en lo que no se sabe y en lo que se necesita aprender más”. Esconder las malas noticias es un acto reflejo de muchas organizaciones. Hablar claro en tiempos de crisis y ser sinceros con la gravedad del asunto es una estrategia vital para moverse rápido.


Quién lidera en la incertidumbre, debe pensar que está siendo mirado por gente asustada, ansiosa e inquieta que precisa de confianza y profesionalismo. La confianza no se sobreactúa ni se impone: la confianza se tiene y se comparte. La empatía de quien expone y se expone en medio de una crisis profunda debe considerar la fragilidad y escepticismo de cada uno de los involucrados. Hay que convencer explicando. No hay otra alternativa.


Confiar en cada miembro de tu equipo permite que se pongan sobre la mesa temas cruciales y que se expresen con sinceridad, sin este tipo de interacciones no puede haber una visión clara sobre la realidad y sin una visión clara sobre la realidad del equipo, no se puede avanzar.


Referencia bibliográfica: Hatum, Andrés / Isola, Nicolás. Liderar en la incertidumbre: el desafío de gestionar. Argentina 2020

Pensando en ayudar y acompañar a las personas y a las organizaciones, hemos diseñado tres nuevos talleres 100% virtuales que buscan alinear el sentir, el pensar y el actuar de los equipos. Abordamos la gestión de emociones desde la psicología y la neurociencia, y trabajamos en metodologías que permiten facilitar un liderazgo consciente y mucho más humano desde casa.


Luis Alfredo Rojas

(+57) 300 611 3530

contacto@luisalfredorojas.com.co

97 vistas

© 2018 Luis Alfredo Rojas - Compromiso Empresarial

(+57) 300 611 3530    -     (+57 2) 333 5454

contacto@luisalfredorojas.com.co